Desastres de guerra: Sobre “La muerte a diario” de José Pablo Baraybar

17 09 2012

ImagenEl célebre pintor español  Francisco Goya fue uno de los principales retratistas de la miseria de la guerra en sus dibujos sobre la invasión de napoleónica en la España del siglo 19; los cuerpos retorcidos y abandonados  que lo hicieron famosos conmueven, rebelan, indignan, quizás porque estas imágenes las sentimos lejos y nos espanta lo desconocido. Todo lo contrario al libro La muerte a diario del peruano Jose Pablo Baraybar, quien muestra la muerte como un hecho cotidiano y violento, consecuencia de  su trabajo como antropólogo forense en los escenarios de los múltiples genocidios del siglo XX.

Baraybar narra con realismo y sin discursos pomposos sus experiencias alrededor del mundo en su tarea de examinar  los cuerpos masacrados de los crimenes que debe investigar. Pero sobretodo su labor es examinar huesos, cientos, miles, millones de huesos esparcidos en cuevas, desiertos, arenales  esparcidos desde Ruanda,  Haití, Somalia, Kosovo o Ayacucho.

El texto mitad ficción mitad crónica es además un fino  ejercicio de cinismo y algo de humor en medio de tantas muertes  en nombre de la religión, la patria, la libertad o cualquiera de sus variantes.

La muerte a diario da cuenta de la experiencia de Baraybar  de como convivir tan cerca de los cadáveres y como estos se convierten  en parte de su vida. Como bien se narra en uno de los pasajes del libro en donde el autor se detiene a comer una manzana cerca de una cueva que en realidad es una fosa común llena de cadáveres y a la que, por supuesto, un enjambre de periodistas se esfuerzan a tomarle fotos.

Sin embargo, uno de sus pasajes más infernales es el retratado en Somalilandia  en África, a donde llegó para investigar en una de las fosas comunes más grandes del mundo en medio de un basural, en el cual también habia una población cuyas vidas continuaban sin el menor espanto. Un retrato de pesadilla para un antropólogo  forense que debe clasificar, ordenar y de ser posible identificar a las  posibles víctimas para poder llevar a sus asesinos a la cárcel.

El libro cierra con una crónica sobre el encuentro con el líder serbio Radovan Karadzic, quien espera ser juzgado por el Tribunal Penal Internacional de la Ex Yugoslavia, por la masacre de Srbrenica donde fueron ejecutados  bajo sus órdenes alrededor de 8 mil bosnios durante la guerra.

La cita con Karadzic  muestra como una persona  pulcra, educada, y  “normal”, es un criminal  capaz de negar todos sus crimenes con una sonrisa en el rostro y mirando directamente a los ojos. Como señalaría Hanna Arendt el mal puede ser banal sin embargo a diferencia del oficial nazi Adolf  Eichman, que motivo sus reflexiones, el jerarca serbio no parece mostrar miedo, ni desconcierto sino estar totalmente en control  de la situación.

Baraybar  ha escrito un libro de viaje interior y sin anestesia a los peores crimenes de la humanidad, en el no hay victorias, ni finales felices, solo la certeza de una vez más habrá que hacer las maletas para investigar,dentro de lo posible, en un nuevo mar de osamentas.





Wikileaks, Afganistán y los Papeles del Pentágono

12 08 2010

Una de las grandes batallas de los gobierno en el mundo actual es poder defender moral e ideológicamente una guerra, un ejemplo de esto se viene dando en la actual presencia de Estados Unidos y sus aliados en Afganistán, tras la revelación de documentos secretos difundidos a través del portal Wikileaks, que ha provocado un debate sobre si es que vale la pena mantener una presencia militar en la zona.

Wikileaks se ha convertido en uno de los mayores avances para el periodismo de investigación que existen en la actualidad, su labor es básicamente difundir a traves de internet  documentos que gobiernos de cualquier parte del mundo mantienen ocultos y cuyos contenidos tiene gran relevancia. Lee el resto de esta entrada »





Crímenes de guerra en Irak

8 04 2010

A veces Internet sirve para algo más que para saber sobre la homosexualidad de Ricky Martìn, también puede servir para esclarecer el pasado, tal como lo hizo Wikileaks que acaba de poner un ladrillo más al desprestigio de la guerra en Irak al difundir un video del ejército norteamericano en el que se ve como un helicoptero asesina a dos periodistas y varios civiles desarmados. La contundencia de las imagenes es un testimonio clarísimo de cómo es la guerra verdaderamente y no como salen en las películas.

El asunto despierta varias preguntas, esto fue un error como dicen las autoridades estadounidenses o se le puede considerar un crimen de guerra.

Por supuesto que se dirá que es un hecho aislado, un “daño colateral”, incluso que el ambiente de guerra la realidad no se distingue bien. Todo eso perfecto. Pero lo que no se dice es que los soldados en general asesinan porque ven lo que quieren ven, en resumen, si habia una cámara en verdad vieron una ametralladora, si vieron gente reunida, distinguieron una milicia, o tal como se ve en las imágenes una camioneta que se acerca a auxiliar a los heridos, se convierte automaticamente en un vehículo hostil.
Esto no es nuevo, para la guerra se adoctrina a la gente a ver enemigos por todos lados y el éxito es lograr máquinas de matar, el asunto es cuando estas máquinas dejan de pensar y tener criterio propio.





Lo otros Oscars

14 03 2010

Los premios Oscar tienen una sección donde la industria cinematográfica se pone seria. Esta  es la sección de mejores documentales donde diversos cineastas nominados narran las historias del mundo contemporáneo y que generalmente son visiones originales, críticas que le toman el pulso al mundo.

Este año hubo grandes documentales, como  The Cove, que ganó el premio de Documentary Feature por la historia de la matanza de delfines en la villa de Taiji en Japón. Ver trailer aquí.

Sin embargo hay otras buenas películas nominadas que tocan temas mucho más incómodos como, The Most Dangerous Man in America: Daniel Ellsberg and the Pentagon Papers, Which Way Home o Food Inc.   El primero narra la vida del ex- analista militar, Daniel Ellsberg que durante la guerra de Vietnam difundió a la prensa miles de documentos mantenidos en secreto por el Gobierno norteamericano, en un claro ejemplo como la moral personal es mucho más poderosa que el deber hacia un Gobierno. La desobediencia por razones éticas  puesta en la pantalla grande es algo poco común, asi que debería ser de visión obligada. Lee el resto de esta entrada »





Paz y guerra justa

21 12 2009

La paz no viene venir sola necesita de acción y violencia,  pues en muchos casos la diplomacia es insuficiente, es básicamente lo que ha dicho

Obama al recibir el Premio Nobel de la Paz, en clara alusión a Afganistán y planteando un realismo moralista que justifica la violencia por una razón moralmente superior.

No le falta razón a Obama al afirmar que la guerra en Afganistán es justa, si lo vemos desde el punto estrictamente legal está fue autorizada por una resolución de la ONU tras los atentados del 11 de setiembre y cuyo fin era la entrega de los terroristas que planearon el ataque a New York. Lee el resto de esta entrada »





La comisión de la verdad de Irak

1 12 2009

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando  la invasión a Irak se habia consumado muchos se preguntaron cómo sería visto este hecho por los historiadores, la respuesta no ha tardado en llegar pues en Gran Bretaña se ha creado The Iraq Inquiry, que en resumen es una comisión encargada de investigar cómo este país llegó a tomar la decisión de invadir a Irak siguiendo a su socio norteamericano.

En lo que va de la investigación se ha entrevistado a varios funcionarios de los ministerios de exteriores y defensa, que seguramente harán  mucho por aclarar el contexto en el que se decidió ir a la guerra más impopular de los últimos tiempos; aunque  ya se sabe  que, al igual que el gobierno de Bush, Tony Blair por entonces Primer Ministro quería  y deseaba  entrar en esta guerra por lo que los servicios de inteligencia practicamente le dieron la información que quería leer, para así justificar la cruzada británica que ha terminado con la retirada de este país de Irak.





¿Cómo se hace un genocida?

2 11 2009

himmle2Luego de leer la entrevista que le hacen al historiador británico Peter Longerich, por su biografía sobre el líder nazi Heinrich Himmler, la conclusión que se puede sacar es que cualquier persona en determinada circunstancia puede convertirse en una genocida.

Para quien no lo sepa Himmler era el líder de las SS, así como el encargado de los campos de exterminio que proliferaron en toda Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Su perfil no encaja para nada en alguien que mando a la cámara de gas a millones de judías, comunistas, gitanos, etc. Según se dice Himmler era silencioso, católico, respetuoso de su familia, modesto y casi asexuado. Sin embargo, algo que resalta Longerich es su capacidad de no desarrollar emociones o por lo menos mantenerlas controladas. Lee el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: