Rebelión contra el multiculturalismo

24 07 2011

Los indicios parecen indicar que el perpetrador de los atentados de Noruega Anders Behring Breivik, con el saldo trágico de más de 90 personas muertas, estaba vinculado a la extrema derecha y sentía un profundo odio hacía los musulmanes  en su país.

Tal como menciona  El Pais:

Poco a poco van emergiendo detalles de esa otra vida e ideas políticas que componen un retrato que se acomoda mejor al drama nacional en que vive Noruega. Son particular reveladoras sus contribuciones a la web document.no, creada para alertar contra la invasión de Europa, en general, y de Noruega, en particular de gentes venidas de otras tierras e imbuidas de Islam. “Dígame de un país donde los musulmanes hayan convivido pacíficamente con los no musulmanes”, inquiría hace unos meses Breivik antes de responderse que esa implantación ha tenido “consecuencias catastróficas para los no musulmanes”. En otro momento se preguntó: “¿Cuándo ha dejado de ser el multiculturalismo una ideología dirigida contra la cultura europea, las tradiciones, la identidad y las naciones Estado?”.

Segun Juan Cole del blog Informed Comment, Breivik veia a la inmigración como una amenaza a la identidad de Europa y un peligro latente.

Segun dice Cole:

But Breivik saw Muslim immigration in particular as a threat to the very identity of Europe. That is, if the immigration from the Middle East were allowed to continue, then ultimately there would be no Europe, just a big Iran on all sides of the Mediterranean. Moreover, he imagined this process of Islamification as happening very quickly.

Sin embargo, lo más interesante que dice Cole es que muchos de los actos de Breivik se debieron a que hay muchos partidos de extrema derecha que están teniendo cabida en la política en países como Suecia, Finlandia  e incluso en EE.UU. con el Tea Party

Los actos de Breivik serían, al igual que los extremistas islámicos,  una rebelión contra la perdida de identidad en sus propios países debido a la invasión cultural extranjera, a un  mundo cada vez más mezclado donde no hay culturas hegemónicas. En el caso de Breivik  el Partido Laborista en el poder en Noruega representaba a quienes le abren la puerta a los musulmanes que vienen a invadir Europa a quebrar las raíces cristianas, por lo tanto para un sector de la extrema derecha luchar contra la migración es como una nueva cruzada.

El asunto aquí es que tanto en EE.UU. como en Europa la migración extranjera  genera rechazo y cada vez más,  y  hay corrientes de opinión que preferirían un mundo occidental cristiano y puro sin la molestia de una sociedad diversa.

Anuncios




¿Al-Qaeda se acerca a Latinoamérica?

13 05 2010

Tomado de Alma Magazine

Santiago, ¿se frustró un tercer atentado?

Mirko Lauer

La detección de rastros de sofisticados explosivos sobre un ciudadano paquistaní al ingresar a la embajada de los EEUU en Santiago de Chile reactiva las inquietudes acerca de un avance del terrorismo islámico sobre América Latina. Que el acusado por el coche-bomba que se chispoteó en Manhattan también sea de Pakistán quizás espesa la trama.

Los únicos antecedente reales son un coche-bomba en Trinidad & Tobado en 1990 y el atentado a AMIA, una mutual judía en Buenos Aires, en 1994, atribuido a Hezbollah, que niega el hecho. A esto puede sumarse la vieja sospecha de que en la triple frontera –Argentina, Brasil, Paraguay– hay actividad económica orientada hacia el islamismo.

Dos hipótesis subyacen a la preocupación. Una es el nexo entre los carteles de la droga mexicanos y una organización llamada Al Qaeda Magreb Islámico, AQMI. Otra el posible efecto colateral de una creciente presencia diplomática de Irán en la región. Esto último asociado a la sospecha de vínculos de Hezbollah con las FARC.

Ver artículo completo aquí.

La nueva ruta de la droga corrompe África. El País





El 11-S y su legado

11 09 2009

28026

 El 11-S fue uno de los peores momentos de la historia de Estados Unidos, por primera vez el miedo se hizo tangible, y verdadero.

Durante la guerra fría la amenaza nuclear fue parte de la cultura estadounidense, pero siempre fue un sueño, una posibilidad algo inimaginable. Con el 11 de Setiembre  y la destrucción de las Torres Gemelas se terminó esa especie de inocencia norteamericana de pensar

30056

que esta nación era una gran isla solitaria intocable y segura.

El ataque también dejo vigente que el terrorismo también se globaliza, al igual que los mercados, los capitales, la tecnología. A esto habría que agregar que también la ira contra la mayor potencia se puede volver transnacional.

32185Todo nueva era esta marcada por grandes tragedias, asi como se dice que el siglo 20 empezó  con la Primera Guerra Mundial,  el 11-S  dió la bienvenida a la humanidad al siglo 21, que seguramente estará marcado por los fundamentalismos religiosos y políticos tanto de los seguidores del islam como de los defensores de la idea de eso que se llama “occidente”. No engañarse, Bush habrá caído pero Obama mantiene la idea de que el terrorismo es una amenaza que se puede ganar con las armas basta notar la permanencia de Estados Unidos en Afganistán cuando todo demuestra que la estrategia parece hacer agua por todos lados.

No engañarse las razones que alimentaron el terrorismo permanecen ahí y todo indica que seguirán creando más extremistas.

Imágenes tomadas de aquí.

“Zona cero”: zona de actividad cero. El País

Así fueron las torres gemelas. Portafolio de Slate.com

Teoría de conspiración. ¿ Sabemos todo sobre el 11-S?

Las heridas del 11-S. Ramiro Escobar en La República





Terroristas buenos

30 08 2009

Casi nadie se acuerda pero hubo una época en que el terrorismo fue dirigido hacia la Cuba de Castro, aunque suene raro, la isla también tuvo su 11-s  contra cubanos indefensos en nombre de la libertad, la democracia y  los derechos humanos. Uno de los autores de esta barbarie fue Luis Posada Carriles, contratado por los grupos anticastristas y protegido por EE.UU. , quien ahora espera un juicio nada menos que por ingresar ilegalmente a este país, como menciona el blog  Crónicas de Estados Unidos “Es como si se acusara a Bin Laden de entrar ilegalmente a Pakistán”.

Actualmente Posada tiene  81 años está en libertad condicional y espera ser juzgado por todo, menos por detonar una bomba en un avión de Cubana de Aviación y matar  a 76 deportistas el 6 de agosto de 1973.

El autor fue contratado por la Fundación Cubano Americana, con sede en Miami, para perpetrar una serie de actos de sabotaje contra Cuba, especialmente contra la infraestructura turística de la isla, según  indicó el mismo en una entrevista al New York Times.

Si bien este ataque es parte del pasado reciente de las relaciones cubano-norteamericanas, es notorio el argumento que se esgrimía entonces y que sigue vigente, un ejemplo de ésto son las declaraciones de uno de los cómplices de Posada, Orlando Bosh, quien señaló que: “Todos lo que iban allí tenían que saber que en algún momento estaban cooperando con una tiranía” o que “Cualquier avión cubano es un avión de guerra y por tanto un blanco legítimo”.

La declaración abre la pregunta de ¿cuándo uno se convierte en un colaboracionista de un gobierno opresor?, por ejemplo los judíos que trabajaron en los campos de concentración nazis y supervivieron ¿también se convierten en cómplices?

Esas preguntas no se las hicieron Posadas o Bosh, ellos fueron los ejecutores de una corte más alta que considero que había una ley superior la cual era acabar con Castro y dañarlo como sea,  asi costará la vida de sus propios compatriotas que planeban liberar de yugo comunista.






¿Se derrumbará Irak?

2 07 2009

Muchos están esperando cuanto tiempo demorará para que Irak termine de caer en la anarquía y en una guerra civil, luego de que esta semana Estados Unidos inició la retirada de sus tropas para que sean los iraquíes se encarguen de su propia seguridad.

Robert Kaplan en su último artículo reproducido para Soitu.es hace un interesante análisis sobre la retirada: por un lado señala que  un buen número de tropas permanecerá en las ciudades como tropas de apoyo al ejército iraquí lo que seguramente significará asesores militares, inteligencia y apoyo aéreo con aviones y helicópteros, por lo que la presencia norteamericana aun se podrá sentir.

A pocas semanas de comenzar el repliegue norteamericano los coches bomba y ataques terroristas sembraron las dudas de si la retirada norteamericana era una buena idea, según Kaplan aun es pronto para saber si se abre  una nueva etapa de estabilidad o más bien el preludio de algo peor.
Según parece: “los ataques suicidas parecen querer demostrar que el primer ministro Nuri al Maliki realmente no dirige el país, sino que tan sólo es una marioneta de los norteamericanos, que ni el él, ni sus fuerzas de seguridad pueden proteger al pueblo iraquí por su cuenta —y que, por tanto, su régimen es ilegítimo y debe ser derrocado.” Esto evidenciaría que las motivaciones ahora son de tipo político y no sectario como hasta hace poco.

La salida de Irak era una necesidad, Estados Unidos ya no podía seguir perdiendo recursos y vidas en un lugar donde no hay nada por lo cual luchar, sin embargo, esta por verse si no se repetirá la constante de la política internacional, en donde los fines nobles causan resultados desastrosos.

Los estadounidednses ganan la guerra y pierden la paz en Iraq. La Vanguardia

Seis años en imágenes (fotos BBCmundo)





¿Por qué no hay otro 11-S?

16 03 2009

1236160011_468463_fotosumario4_normal_0Para los grupos más conservadores de Estados Unidos el peligro de otro ataque terrorista siempre fue inminente, sin embargo luego de los ataques del World Trade Center las posibilidades de otro atentado terrorista son poco realistas, según Timothy Noah en un reportaje por entregas reproducido por Soitu.es

Como menciona la primer capítulo del reportaje “La teoría de la necedad de los terroristas: “A pesar de cierta euforia inicial, el 11-S y sus secuelas sangrientas parecen haber debilitado la posición de Al Qaeda no sólo entre los musulmanes en general, sino incluso entre los miembros de la yihad islámica (Peter Bergen y Paul Cruikshank discutieron este extremo en un artículo de The New Republic), quienes vieron cómo el 11-S condujo a la muerte a muchos más musulmanes (especialmente en Afganistán e Irak) que ningún otro acontecimiento.”

El artículo  desmitifica una serie de asuntos, como la  supuesta racionalidad de organizaciones como Al-Qaeda, según se señala los grupos terroristas  son incapaces de tener objetivos estratégicos y menos alcanzarlos Lo hacen para “desarrollar fuertes lazos afectivos con sus compañeros terroristas”, el uno objetivo es lograr  empatía, no territorio, ni influencia, ni tan siquiera, en la mayoría de los casos, hacer valer sus creencias religiosas.

Nueve años después de los atentados, qué ha logrado Al-Qaeda para sus propios intereses, en verdad muy poco,  casi el 80 % de su dirigentes están arrestados o muertos  y se encuentran más vigilados que nunca, su mensaje entre los radicales se ha extendido pero no hay objetivos políticos, ni control sobre las iniciativas individuales.

Segunda parte : La teoría del enemigo cercano

Tercera parte: La teoría del ‘melting pot’





Irak no existe

18 03 2008

 irq_3102936.jpg

La invasión a Irak en el 2003 seguramente será recordada como uno de los peores errores estratégicos y políticos de la historia contemporánea de Estados Unidos. No sólo no hubo armas de destrucción masiva, sino que la idea de construir una democracia a punta de pistola demostró ser puro idealismo sin sentido.

Cinco años después Irak sigue a la deriva, el terrorismo y la violencia interétnica conspiran para hacer fracazar este proyecto de país, a lo que se suma que parece que nadie quiere tocar el espinoso tema como bien resalta Andrés Ortega.

Como bien señala en su blog los foros europeos parecen saltarse absolutamente el tema y prefieren hablar directamente de Afganistán o el conflicto palestino-israelí.

Al parecer el tema ya dejó de tener rédito político para los políticos europeos mientras que para sus pares norteamericanos tanto el candidato republicano John Mac Cain, asi los democratas, Clinton y Obama prefieren ignorar el tema.

No es para menos porque eso evidenciaria que ninguno tiene la menor idea de que hacer con Irak, por un lado no se pueden ir de ahí a corto plazo porque sumiría al país en el caos que favorecería al terrorismo, quedarse tampoco es una opción pues el desgaste militar y económico terminaría siendo un problema para cualquier presidente elegido.

Ver: El crimen de la guerra de Irak.

Una guerra innecesaria. Stephen M. Walt, John J. Mearsheimer








A %d blogueros les gusta esto: