Obama, 4 años más

8 11 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

La reelección del presidente norteamericano, Barack Obama, rompió con algunos pronósticos. Uno que sería un empate con Mitt Romney que se resolvería incluso en los tribunales como en el caso de Al Gore con George W. Bush. Al final todos la mayoría de analistas se equivocaron y logró una victoria bastante holgada.

Otro paradigma roto fue que no se reelegiría en medio de una crisis económica que aun sigue ajustado a la mayoría de norteamericanos  y de la que aún no hay solución a la vista. Se suponía que el principal pasivo de los demócratas era la lenta recuperación económica, la cual es notoria y motivo de angustia para la mayoría de norteamericanos.

Según analizaba Foreign Policy el presidente no ha caído como la mayoría de dirigentes europeos por la crisis porque cuando esta se inicio no estaba en la Casa Blanca, fue una crisis heredada de la administración republicana de Bush, a la que tuvo que enfrentar  y eso parece que lo han entendido los norteamericanos.

La gran interrogante es ¿qué pasó con los republicanos? Esta es la segunda vez que pierden la primera con John Mc Cain pudo deberse a que fue un castigo por la crisis económica del gobierno de Bush, sin embargo, a pesar de  culpar a Obama de no recuperar al país de la decadencia, Mitt Romney perdió a pesar a pesar del gran descontento.

Una posible respuesta es que  Romney quedó inmediatamente rodeado por los sectores más radicales y extremistas de la derecha, incluyendo colocar a Paul Ryan del Tea Party como vicepresidente. Aunque él es  un  moderado, su entorno mostró el lado más antimoderno de Estados Unidos.

En plena campaña  los republicanos no parecían entender el país en el que vivían y los comentarios antiinmigración, misoginos y a favor de la religión mostraron su incapacidad vincularse con un país que cada día es más urbano, más igualitario y laico.

Como relata Luis Bassets en su columna de El País:

El partido republicano derrotado este martes en la carrera presidencial aparece como una fuerza del pasado, a la que han votado los blancos, los hombres, los evangelistas y los mayores de 65 años, y al que se le escapan los jóvenes, los negros, los hispanos, los asiáticos incluso, y las mujeres, sobre todo las jóvenes universitarias. Algunos expertos republicanos atribuyen su fracaso con estos grupos de población a un déficit en el micromanagement electoral, la técnica cada vez más socorrida que consiste en satisfacer demandas concretas de pequeños grupos, territorios e intereses. La crítica tiene sentido, por cuanto los márgenes de la victoria de Obama en cada Estado son suficientemente reducidos como para pensar que una microgestión podía haberle dado el bolsillo de votos que le ha faltado a Romney.

Al escuchar los discursos de ambos candidatos uno nota que el discurso republicano se dirige a un sector blanco y conservador, un sector atrincherado que parece extrañar un país que ya no existe. No hay tampoco figuras que entusiasmen y generen un discurso nacional e integrador, parecían no ser herederos del gran presidente republicano, Abraham Lincoln, que pasó a la historia como quien abolió la esclavitud y quien a pesar de derrotar a los confederados evitó las represalias para privilegiar la unión de su país. De eso no queda nada, y Lincoln ahora se ve más moderno que Romney y el Tea Party.

La actitud democrata, por otro lado  busca la unidad incluyendo mujeres, latinos, negros, jóvenes, una vinculación abierta y conciente de que para ganar una elección hay que estar a la par con los cambios  sociales que atraviesa Estados Unidos. En ese sentido se dieron cuenta que el objetivo es ganar elecciones un partido que no gané en los urnas se muere, en ese sentido son más pragmaticos que los republicanos que pusieron su confusa ideología por delante.

Para entender mejor el proceso de las elecciones hay que ver la  explicación del profesor de la PUCP, Eduardo Dargent

Y ahora, qué

Obama no tendra luna de miel, la crisis económica y el crecimiento está detenido asi que esa será su tarea más difícil de lograr porque no depende tanto de su país sino de lo que suceda en Europa o China.

En materia de política exterior hay muchas tareas pendientes, una de ellas es cerrar la cárcel de  Guantánamo y terminar con el oscuro legado de los peores momentos de la guerra contra el terrorismo y demostrar que se puede combatir al terror sin salir en rojo en derechos humanos.

Irán y Siria requerirán hilar muy fino para no terminar en una nueva aventura militar que tanto pide su socio Israel y los halcones de Washington dentro y fuera del partido demócrata. Asimismo la salida de Afganistán es inminente pero como lograrla sin que esta no se convierta nuevamente en un refugio para el terrorismo internacional.

Obama es conciente que la moderación es muy necesaria en un mundo en donde EE.UU. ya no tiene el liderazgo y en el que lo único que queda es tratar de encontrar la manera de mostrar que este país puede liderar sin imponerse en la arena internacional.

Las 14 tareas de Obama en política exterior. ForeignPolicy





Al amanecer el dinosaurio aún estaba ahí: Venezuela y la reelección de Chávez

17 10 2012

Imagen

Dijeron que estaba por morir, que su opositor Henrique Capriles lo vencería, que la dictadura caería, sin embargo el presidente venezolano Hugo Chávez fue reelegido una vez más como presidente de este país. A pesar de su estilo autoritario  y de las críticas de corrupción de su entorno la revolución bolivariana, por lo visto continuará.

A pesar de que la oposición finalmente logró unirse y presentar a Henrique Capriles como candidato y prometer que no acabaría con  los programas sociales de Chávez, y evitar mostrarse como parte de las tradicional oligarquía venezolana, esto no fue suficiente para lograr el éxito.

Según el profesor de Harvard, Steven Levitsky, la reelección del comandante tuvo varas razones, una de ellas el  enorme gasto social producto de las rentas del petroleo, las inversiones en salud, nutrición, vivienda y pensiones que a generado una fuerte relación con los sectores populares de este país.

Chávez sigue beneficiándose del populismo. Como Fujimori, Chávez derrotó a una élite política detestada por una gran parte de la población. Y como la oposición a Fujimori en los años noventa, la asociación del antichavismo con los partidos tradicionales ha sido una cruz pesada. Capriles intentó distanciarse de la vieja clase política, pero en un país polarizado entre chavistas y antichavistas no lo pudo hacer por completo.” Leer el resto de esta entrada »





Democracia en jaque

14 12 2009

Tomado de Foreign Policy en español.

Es verdad que Honduras es un país pequeño e irrelevante para la comunidad internacional. Pero en Honduras se juega no sólo el futuro político de sus siete millones y medio de habitantes, sino el de la democracia latinoamericana. Reconocer unas elecciones convocadas y preparadas por un Jefe de Estado impuesto por la fuerza militar y con el presidente electo encarcelado en la Embajada de Brasil es retroceder al oscuro y no tan lejano tiempo de las dictaduras latinoamericanas.

Reconocer a Pepe Lobo como presidente de Honduras es legitimar una democracia electoral tutelada por las Fuerzas Armadas y la élite tradicional del país, no nos engañemos. ¿Qué diálogo puede ofrecer un presidente que “limpió” un golpe de Estado y salió de una elección que no observó nadie? ¿Cómo puede reconciliarse con la otra parte del país que votó por Zelaya si el Congreso decidió no reinstaurarle en el poder? Ignorar estos hechos es grave. Reconocer estas elecciones y sus dudosos resultados significa hacerse partícipe de un juego político en condiciones antidemocráticas. Ante las sospechas de fraude, en Honduras ni siquiera hay la democracia electoral que la comunidad internacional suele aceptar como mínimo denominador común. Continúa aquí.





La hora del pragmatismo

18 06 2009

Washington viene tratando los problemas internos de Irán con moderación, a diferencia de la administración pasada la diplomacia estadounidense ha optado por tibios comentarios sobre las protestas a raíz de las elecciones que perdió Mousavi.  La razón principal es que para Estados Unidos la prioridad es que Irán no produzca armas nucleares, la democracia entre tanto es un asunto secundario.

El cálculo político ha tomado en cuenta el hecho de que tanto Mousavi como Ahmadinejad son políticos creados por el sistema iraní,  que tienen pocas diferencias  en política exterior, más bien las desiciones de este tipo están en manos del ayatolá Jamenei, líder espiritual de Irán y  el  verdadero hombre del poder en el país persa.

Ante esta situación los autoridades norteamericanas prefieren sentarse  y esperar que las cosas se definan de una vez, dejando que los iraníes resuelvan sus disputas entre ellos.

El americano tranquilo. Slate





Victoria gris de Ahmadineyad

15 06 2009

Nic369519

El actual presidente de Irán Mahmoud Ahmadineyad ganó las elecciones presidenciales de su país con una amplia ventaja frente al reformista y favorito de occidente, Hosein Musaví. Sin embargo el líder opositor ha denunciado que le robaron la elección y se niega ha aceptar la elección de su rival.

Los resultados han desatado las protestas de los partidarios de Musavi, quienes se afrentaron a la policía en las calles. Mientras tanto su líder ha desaparecido, según parece por restricciones del régimen.

Hay mucha decepción entre los más jóvenes y en los países occidentales quienes tenían la esperanza de un cambio del conservadurismo de Ahmadineyad.

Al parecer la reacción del gobierno frente a la oposición demuestra cierto nerviosismo, y parecen muy dispuestos a frenar rápidamente cualquier oposición a la reelección del mandatario y evitar la posibilidad de una revolución que cambie Irán por completo.

Según parece Ahmadineyad se concentró en las áreas rurales y logró la aceptación de este sector de la población quien lo favoreció con su voto, y donde concentró su política económica.

En el blog Guerra Eterna se indica que el futuro de la oposición es difícil, por un lado si aceptan la versión oficial, pierden la confianza para siempre de toda una generación de votantes que nunca más se molestará en acudir a las urnas. Si se rebelan, no lo hacen contra Ahmadineyad, sino contra todo un régimen. Sería una auténtica revolución desarmada y condenada a ser aplastada.

Luego de la derrota de Musavi, queda claro que el régimen actual ha quedado robustecido y envalentonado. En estas condiciones Estados Unidos deberá iniciar el diálogo con Irán para discutir sobre la capacidad nuclear del país persa y su rol en el Medio Oriente.

¿Qué puede esperarse? BBCMundo





¿Se empieza a desinflar?

6 10 2008

El diario El Mundo  destaca la  resignación de John Mc Cain en Michigan, uno de los estados con mayor número de delegados, moviendo todos sus esfuerzos a estados como Florida y Ohio.

“De los 538 delegados que integran el Colegio Electoral, Obama tiene 171 casi garantizados y otros 93 que se inclinan a su favor por cinco o más puntos de ventaja, según la media de RealClearPolitics. Si este pronóstico se trasladara a las urnas, el demócrata sólo necesitaría sumar seis de los 111 compromisarios que actualmente figuran como dudosos. Le bastaría, por ejemplo, con vencer en Colorado aunque McCain se adjudicara Carolina del Norte, Florida, Indiana, Misuri, Nevada, Ohio y Virginia.” indica ElMundo.

Aun es muy pronto para saber si Mc Cain ya perdió la elección, pero la crisis económica, los traspiés de Sara Palin poco favor le han hecho a su candidatura.





Homero Simpson vota por Obama

3 10 2008

Las elecciones norteamericanas llegaron a la serie Lo Simpson. Matt Groening y compañia nunca se han callado nada y esta vez tomaron posición a favor del candidato democrata Barack  Obama y de paso le dieron una mordida a Mc Cain.








A %d blogueros les gusta esto: