La larga espera de Betancourt

4 04 2008

Las FARC ya dieron su veredicto. No a la liberación de Betancourt si es que no hay un intercambio por prisioneros de la guerrilla. Al parecer la estrategia la posición del presidente Alvaro Uribe de matar a sus principales líderes ha terminado cegando más a los jerarcas que aun quedan vivos.

 

Por supuesto, el gobierno colombiano se ha negado a ceder su posición y se ha negado darle la libertad a los presos de las FARC recogiendo el argumento de que, las FARC asumirán el ofrecimiento como signo de debilidad; aún más, saben que en el futuro no tendrán que negociar la impunidad, pues ya la ganaron sin sentarse en la mesa. También les ratifica la “justeza” de los acuerdos humanitarios en su estrategia, de conformidad con las conclusiones de la novena conferencia.

Tremendo dilema o preservar la vida de una mujer al borde de la muerte, a cambio de una liberación de prisioneros que seguramente se reintegraran de alguna forma a la guerrilla.

 

Por su parte la guerrilla más antigua de América Latina se quito la careta, pudo tener este gesto humanitario muy rentable políticamente, pero no. Prefiere seguir con una política sistemática de mantener cautivas a 700 personas, algunas por más 7 años, para mantener una posición de fuerza y tener algo con que negociar con el gobierno colombiano que lo tiene acorralado.

Llegó misión humanitaria a Bogotá. BBCmundo

Médicos francesa aún no tiene coordenadas de Betancourt. Criticadigital.com

Anuncios




La partera de la historia

31 01 2008

2077446935_abdb5e37b2.jpg

El debate sobre si las FARC deben ser consideradas como una fuerza beligerante en lugar de grupo terrorista hubiera tenido sido un debate interesante si es que el presidente Hugo Chavez se hubiera adelantado diciendo que se “respetaba el proyecto político de este grupo.”

Las FARC cada vez pueden defender menos su categoría de grupo beligerante, por un lado, Hugo Chavez les hizo un flaco favor al defender su causa y por otro las revelaciones de las secuestradas liberadas quienes denunciaron el tratamiento que reciben los más de 700 prisioneros. Hace mucho que las FARC desviaron el camino, incluso algunos miembros de la izquierda ochentera comoJoaquín Villalobos, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln) en El Salvador, hizo algunas severas críticas, entre las que destacan:

Cuando comencé a conocer el conflicto colombiano me costó creer que los jefes de las Farc viajaban en vehículos con aire acondicionado y que sus campamentos tenían muchas comodidades; igual me sorprendió el evidente sobrepeso de algunos de sus comandantes.”

“Las Farc no tienen futuro como guerrilla, aunque lo tengan como narcotraficantes. La inmensa selva colombiana les facilita mantener a los rehenes que secuestraron en el pasado y usarlos cómo su último cartucho político. Las duras condiciones en que mantienen a éstos evidencian desmoralización y pérdida de control; ni siquiera sabían dónde estaba el niño Emmanuel. Las Farc hicieron del secuestro, la extorsión y el narcotráfico sus principales actividades, son los mayores secuestradores del planeta. Una insurgencia negocia a partir de la legitimidad política de sus demandas o de la fuerza militar que detenta, pero exigir legitimidad a cambio de rehenes maltratados y amenazados de morir, equivale a pedir respeto por ser malvado. El anti-neoliberalismo no justifica explotar el dolor de las familias de los rehenes.”

Imagen: Fotografia de secuestrados por las FARC incluída la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt


Imagen: Fotografia de secuestrados por las FARC incluída la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt








A %d blogueros les gusta esto: