¿Rumbo a la guerra civil?

23 07 2009

Los temores de una guerra civil en Honduras cada vez son más  reales, el propio presidente costarricense Oscar Arias teme una escalada de violencia tras fracasar en sus intentos de una salida negociada que permita restablecer la estabilidad a este país, tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

El entrampamiento está claro,  el gobierno de facto de Roberto Micheletti estaría  de acuerdo en todos los puntos de Arias,  excepto el principal, que es la restitución de Zelaya al poder. Zelaya por su parte ya dijo que regresará al país y ha llamado  a la desobediencia civil en su país, mientras que en las calles los partidarios de Zelaya y Micheletti se enfrentan; con este escenario solo basta un pretexto para regresar a la época oscura que vivió este país.

Para Michael Shifter de Diálogo Interamericano hay  dos escenarios posibles: Uno, el mejor y deseable es:  “Micheletti permite el retorno de Zelaya para, a los pocos meses convocar a nuevas elecciones.  Zelaya encabeza un gobierno de unidad nacional y da amnistía general por los delítos cometidos de ambos lados.”

“Realistamente lo que puede pasar es que  Micheletti  impidiría  el regreso de Zelaya y su restitución, pero resistiría la presión internacional hasta realizar elecciones.”

El segundo escenario es: ” Zelaya regresa pero haciendo  lo que precisamente teme Micheletti que es, desconocer a la Corte Suprema y al Congreso apoderándose  del poder inconstitucionalmente.”

A toro pasado. Del blog de José Rodríguez Elizondo

Nuestro hombre en Honduras. Huffington Post

Anuncios




Se afirma el poder de los golpistas

4 07 2009

Tomado de Página 12

Por Blanche Petrich *

A nivel internacional, el golpe de Estado en Honduras está “abortado”; el repudio mundial y la ofensiva diplomática “son irreversibles”. Pero, advirtió el periodista Manuel Torres, internamente les está funcionando. “El gobierno de facto tiene el control de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y un dominio férreo de los medios de comunicación. También, hay que reconocerlo, a causa de la desinformación un sector de la población les responde a ellos”, explicó.

Torres es un veterano del periodismo crítico hondureño y analista reconocido. “A juzgar por la forma como las fuerzas golpistas de Honduras están agitando el discurso del antichavismo para justificarse, como en el pasado esa misma clase política esgrimió el anticomunismo, lo que estamos viendo en Honduras estos días es el primer capítulo de la nueva guerra fría en la región”, señaló en una entrevista telefónica.

El investigador del Centro de Documentación de Honduras (Cedoh) también aseguró que desde las primeras horas del golpe de Estado las marchas y contramarchas en Tegucigalpa reflejaron la extrema polarización de la sociedad. “No es una polarización de ahora, sino como una condición que los políticos alentaron desde hace años. Y en este marco de sociedad dividida, el bloque de ultraderecha tiene la ventaja de contar con el respaldo de la alianza empresarial, mediática y militar.” Lee el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: