Adictos a la pólvora

15 12 2012

Cartel

La reciente masacre en una escuela inicial en Connecticut no queda más dudas de que Estados Unidos tiene un serio problema en su relación con las armas. Por lo menos eso dice el sentido común. Pero el sentido común no es lo que ha marcado la discusión sobre este tema.

Los sucedido en Connecticut no es más que otro caso más de las posibilidades de acceso de potenciales asesinos a cometer atrocidades con armas de las más infinitas variedades, la lista de masacres es larga Columbine en 1999, Virginia Tech  2007, Aurora Theater (durante el estreno de Batman) hace solo algunos meses, muestra como cualquier individuo  perturbado  puede comprar con facilidad rifles, pistolas etc y causar una tragedia.

La conclusión es bastante sencilla a más armas más asesinatos, solo basta ver la investigación de Mother Jones, que ha realizado una gran cobertura de este tema:

Estados Unidos es un país en el que el uso de las armas está fuertemente arraigado, la cultura de los vaqueros que tienen que protegerse de los bárbaros indios  es una imagen que se mantiene en la psiquis de sus habitantes. Incluso está amparada en la segunda enmienda de la Constitución, y hay el fuerte argumento de que tenerlas garantiza la libertad de sus ciudadanos. La cultura del individualismo aplicada al extremo  impide romper este círculo vicioso e impide un debate serio sobre la conveniencia de restringirlas

En nombre de la libertad de elección muestra como  todos los asesinatos masivos Columbine, Virginia Tech y ahora Connecticut fueron causados por individuos con capacidad de comprarlas sin ninguna restricción y sin que nadie revisara sus perfiles psicológicos, ni mucho menos esperara que la furia se desate a balazos.

De más está decir que ninguno de ellos poseía antecedentes penales, lo cual hace más complejo detectar si hay un potencial asesino, por lo que buscar un perfil delincuencial no es suficiente.

Sin embargo, a pesar de la peligrosidad de poseer armas la tendencia a tenerlas es enorme, la explicación podría venir de lo que dice el diario EL PAIS:

“Haciendo un esfuerzo, puede entenderse esta afición a las armas por algunas particularidades de la historia y del estilo de vida de este país, donde millones de familias viven en zonas muy aisladas, lejos de la protección inmediata de las autoridades. Igualmente, esa inclinación a la autodefensa conecta con una sociedad individualista que no tiene confianza en el estado ni cree que éste tenga la obligación de protegerle.

Pero nada de eso es hoy suficiente para explicar un comercio de estas proporciones. Entre 2006 y 2011, solo la venta de escopetas de caza creció en un 30%. El año pasado, de los 14.000 asesinados en EE UU, 10.000 lo fueron por armas de fuego. Según datos oficiales, en 2009 hubo casi 600 muertos en accidentes causados por armas y casi 19.000 suicidios por el mismo medio”.

A pesar de las continuas tragedias el gran lobby pro armas, encabezado por la Asociación Nacional del Rifle sigue haciendo una defensa fuerte a poseer armas, argumentando el derecho constitucional a poseerlas, que todo americano tiene  derecho a defenderse  y que básicamente las armas no son las que matan sino los individuos. Incluso en algunos casos se escuchan delirantes declaraciones de sus allegados, representados sobretodo en el partido republicano, que indican que lo de Connecticut no habría pasado si los profesores hubieran estado armados ( por cierto una respuesta esgrimida en las anteriores masacres). Cuyas consecuencias convertiría a EE.UU. en auténticos  campos de tiros.

El poder de esta corriente de opinión es tan fuerte que casi ha sido imposible de parte del presidente Barack Obama plantear seriamente el control de armas, no por algo el tema durante las elecciones  tuvo un clamoroso silencio, tanto de republicanos como demócratas.

Cómo podrían darse leyes más fuertes contra la posesión de armas si hay partidarios de las armas en ambos partidos como los menciona el NYTIMES en su editorial:

“Los republicanos nunca lo harán, porque están sumidos en una ideología que se opone a cualquier control de armas. Después de cada tragedia, incluido ésta, alguna gente se tire al Internet con sugerencias grotescas que sería mejor si todo el mundo (los maestros de kindergarten?) estuvieran  armados. Los demócratas por otro lado viven con el temor de lobby de las armas y no apoyaran una prohibición de armas de asalto (…)  o cualquier medida sensata”.

Como va la tendencia el asunto se va ir convirtiendo en una constante más que en un hecho fortuito. Hay aproximadamente 314 millones de armas una cifra que con el tiempo irá convirtiéndose en un arma por cada habitante. Una cifra que desplaza ampliamente a cualquier país del mundo.

Por cierto, Estados Unidos no es el único país fuertemente armado, Alemania, por ejemplo,  que tiene 25 millones de armas para 80 millones, unas 30 armas por 100 habitantes, pero curiosamente la policía solo disparó 85 balas en todo el 2011,y mató a 6 sospechosos, según indica el blog Politikon.

El riesgo que tiene ahora EE.UU. es como siempre conmoverse, discutir ligeramente el tema y seguir sin mirar lo que pasó  hasta la próxima matanza, lo cual sera mucho peor. No olvidar que hay millones de desempleados en este país una de las peores crisis económicas y una sensación de decadencia, por lo que no es de descartar el aumento de las enfermedades mentales, el ensimismamiento o las salidas mesiánico-religiosas, que pueden conducir a una predisposición a querer enderezar las vidas personales o comunidades empleando la fuerza. El peligro como vemos está latente en esta sociedad que tiene el gran reto de no acostumbrarse a que en cualquier momento alguien habrá fuego en una escuela, centro comercial o  un estacionamiento.

Recursos:

Newton y el control de armas de fuego. Politikon

Our Romance with Guns by David Cole. NewYork Review of Book ( El texto aborda la anterior masacre en un cine en Colorado, en el estreno de Batman hace sólo unos meses.

Mapa de las masacres en EE.UU. MotherJones.com


Acciones

Information

2 responses

18 12 2012
Norberto Barreto Velázquez

Muy buena nota, Oscar. !Feliz Navidad!

19 12 2012
oscarsegura

Gracias Norberto es uno de los textos más impulsivos que he escrito, Espero que por lo menos esta vez ante la muerte de niños se debata un poco la posesión de las armas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: