Sueños de América

12 01 2010

El balance sobre 200 años de independencia y de regimenes republicanos ya empezó, de mano de dos notables ensayistas, Jorge Volpi y Rafael Rojas quienes han empezado la tarea de revisar qué pasaron con los sueños de una América Latina unida e igualitaria.

El mexicano Jorge Volpi en su libro El insomnio de Bolívar hace un balance de las utopías que inspiraron este continente, casi lo hemos experimentado todo, guerrilla, ideologías igualitarias, democracias, dictaduras, al final el saldo no es alentador.

Como menciona el propio Volpi en el diario El Mundo haciendo un balance de la región: «No hemos sido capaces de responder a las necesidades de la mitad de la población. Nunca ha habido unas libertades civiles y una democracia electoral como ahora; pero no es suficiente, dadas las terribles desigualdades existentes».

Según el premiado escritor las utopias se han esfumado en medio de esceptisismo generalizado y el sueño de Bolívar de una identidad común suena ahora casi a chiste.

El ensayista quien también es el fundador del movimiento literario el “crack” incluye a la literatura latinoamericana en el balance, según el realismo mágico de Gabriel García Marquez creo una imagen estereotipada y exótica de la región lo cual no estaría mal si no fuera porque terminó convirtiéndose en una fórmula de interpretación de la realidad.

Por otro lado, y más centrada en la historia intelectual, el cubano Rafael Rojas estudia en su libro Las Republicas del aire a los pensadores que idearon la idea de una América Latina independiente y unida.

El ensayo de Rojas narra como esa utopia de los primeros días terminó fracasando con los primeros republicanos quienes vivieron como formar naciones era una tarea ingrata, ante la complejidad.

El desenlace de este periodo de conflicto estuvo marcado por el desencanto nacido de la tensión entre las utopías de los primeros republicanos y una compleja realidad determinada por la heterogeneidad cultural, la desigualdad social, los poderes locales y los caudillajes surgidos de la gesta revolucionaria.

Sus efectos aún se sienten en la primera década del siglo XXI, interrogando el sentido fundacional de aquella gesta. Lo que está narrando el historiador y exiliado cubano es quizás la raíz de los problemas de América Latina y muestran como la historia puede ser un llamado de alerta y un registro de nuestras debilidades.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: