La hora del pragmatismo

18 06 2009

Washington viene tratando los problemas internos de Irán con moderación, a diferencia de la administración pasada la diplomacia estadounidense ha optado por tibios comentarios sobre las protestas a raíz de las elecciones que perdió Mousavi.  La razón principal es que para Estados Unidos la prioridad es que Irán no produzca armas nucleares, la democracia entre tanto es un asunto secundario.

El cálculo político ha tomado en cuenta el hecho de que tanto Mousavi como Ahmadinejad son políticos creados por el sistema iraní,  que tienen pocas diferencias  en política exterior, más bien las desiciones de este tipo están en manos del ayatolá Jamenei, líder espiritual de Irán y  el  verdadero hombre del poder en el país persa.

Ante esta situación los autoridades norteamericanas prefieren sentarse  y esperar que las cosas se definan de una vez, dejando que los iraníes resuelvan sus disputas entre ellos.

El americano tranquilo. Slate


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: