La tarea titánica de Obama

22 05 2009

Barack Obama enfrentó su primer desafío en política exterior: El largo conflicto palestino-israelí en el que todos los presidentes norteamericanos contemporáneos han pretendido promover un proceso de paz que sea justo para ambas partes. La primera escaramuza ha sido la reunión con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, un halcón al que será duró convencer para aplicar un acuerdo de paz que pase por establecer un estado palestino.

El asunto tiene largas ramificaciones que incluyen a un país como Irán, ambos países quieren establecer la paz en el Medio Oriente pero de dos formas distintas, Obama por ejemplo piensa que al lograr la paz con los palestinos será más fácil convencer a Irán desarmarse, cuya amenaza nuclear es un elemento de tensión en la zona. Por otro lado, Netanyahu entiende que la mejor solución es atacar a Irán destruir su material nuclear y después buscar una paz con los palestinos.

“Lo primero es difícil y puede ser un espejismo fruto del voluntarismo de Obama, que se ha metido en el avispero de Oriente Próximo sólo cruzar la barrera de los cien días. Pero lo segundo es totalmente improbable: un ataque contra las instalaciones nucleares iraníes no tan sólo no serviría para sentar en la mesa a los vecinos árabes y a los palestinos, sino que incendiaría la región entera y tensaría las relaciones entre todo el mundo musulmán y Estados Unidos”, indica Luis Bassets en El País.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: