Torturas en la guerra contra el terror

22 04 2009

Estados Unidos está revisando su historia reciente con  la administración Bush y lo que se ha descubierto  es que se autorizó el uso de las torturas en nombre de la Guerra contra el terrorismo de manera sistemática. Obama, ha cedido a la indagación, dejando la puerta abierta para que una comisión del congreso revise los métodos de tortura contra sospechosos de terrorismo.

Lo que se ha descubierto es una sofisticada maquinaria creada por el Pentágono y la CIA, que incluía el uso de psicólogos para forzar las confesiones de los detenidos. Emplear a estos profesionales fue, por un lado para justificar que no se empleo castigo físico, y por el otro, para jugar con los temores del interrogado. De esto hay varios ejemplos en los se utilizaban como gusanos para atemorizar a los detenidos, quienes al parecer tenían fobia a estos insectos. Otra genialidad era jugar con el miedo de ser visto desnudos por una mujer. Para muchos sospechosos, cuya cultura es el Islam, el pudor es algo muy importante y jugar con la desnudez debe ser algo verdaderamente aterrador.

A esto se suma el habitual uso del waterboarding, que describe bien el blog Guerra y Paz así: “Se coloca al prisionero en una tabla inclinada, de manera que la cabeza esté más baja que los pies. Se le recubre la cabeza con una tela (eso era antes, ahora se hace con un plástico) y se le arroja agua encima de la tela. La respiración se vuelve, así, muy difícil y la víctima entre en la angustia de que va a morir próximamente por asfixia”.

Las torturas buscaban confesiones de posibles atentados terroristas de Al-Qaeda, que por cierto ningún tribunal aceptaría. Hace mucho se habla que utilizar estos métodos no producen confesiones creíbles.

Todos estos métodos y muchas cosas más para muchos deberían ser revisados exhaustivamente por una Comisión de la Verdad que determine qué se hizo en nombre de la Guerra contra el terrorismo y de la paranoia. La propuesta ha sido hecha por un congresista pero es difícil que sea aceptada totalmente por el propio Obama que prefiere mirar hacia el futuro y no al pasado, y por el otro, porque para evitar repetir los habría que investigarlas y castigarlas.

Por otro lado, la idea de que las torturas son necesarias aun son esta vigente, por ejemplo Obama ya recibió varias críticas por decretar a pocos días de asumir el cargo que se suspendían todo tipo de maltratos y vejaciones a detenidos por terrorismo. Para sus críticos esto significa darle una ventaja al enemigo.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: