Claves del discurso de Obama

21 01 2009

Tomado de ADN:

El poder y la gloria

Recordemos que otras generaciones han ahogado el fascismo y el comunismo, no sólo con misiles y tanques sino con alianzas sólidas y convicciones duraderas. Nuestro poder sólo no nos puede proteger, ni nos da derecho a hacer lo que nos plazca.

Retos de futuro

Los desafíos a los que nos enfrentamos son reales, importantes y numerosos. Y no serán resueltos con facilidad o rapidez. Pero escucha esto, América: serán resueltos.

Policía global

Generaciones pasadas han luchado contra el fascismo y el terrorismo, no sólo con misiles y armas sino con firmeza y convicción […]. Es el momento de elegir entre nuestra seguridad y nuestros ideales.

Nacer de nuevo

No es momento de recriminaciones ni dogmatismos. América debe madurar. Los americanos debemos sacudirnos el polvo y emprender la reconstrucción de América.

Venimos a declarar el final de las mezquindades y las falsas promesas, las recriminaciones y los dogmas agotados que han estrangulado nuestra política durante demasiado tiempo.

América para quien la trabaja

El estado de la economía necesita atención, rápida y decidida, y nosotros la emprenderemos. No sólo crearemos nuevos puestos de trabajo sino que crearemos nuevas estructuras para su crecimiento. Construiremos carreteras y puentes, redes eléctricas y líneas digitales que alimentan nuestro comercio y nos mantienen en contacto.

El desafío tecnológico

Devolveremos la ciencia al lugar que le corresponde y usaremos las maravillas de la tecnología para aumentar la calidad de los servicios médicos y rebajar sus costes. Exprimiremos el sol y los vientos y la tierra para alimentar nuestros coches y nuestras fábricas. Y transformaremos nuestras escuelas, colegios y universidades para satisfacer las necesidades de la nueva era. Podemos hacerlo. Vamos a hacerlo.

Las cuentas, claras Todos aquellos que manejen dinero público lo tendrán que justificar; gastarlo sabiamente, reformar malos hábitos y hacer negocios a la clara luz del día, porque sólo así podremos recuperar la confianza vital entre los ciudadanos y su gobierno.

La mano invisible (y el ojo que todo lo ve)

No nos preguntamos si el mercado es una fuerza positiva o maligna. Su poder para generar riqueza y expandir la libertad no tiene rival, pero esta crisis nos ha recordado que sin un ojo vigilante, el mercado puede salirse de su propio eje, y que una nación no puede prosperar cuando sólo favorece a los prósperos.

Estados Unidos al habla

A todas las gentes y todas las naciones que nos están viendo, de las grandes capitales a la pequeña aldea donde mi padre nació: sabed que América es amiga de cada país y de cada hombre, mujer y niño que busque un futuro de paz y dignidad, y que estamos preparados para liderar esa búsqueda una vez más.

Irak y Afganistán

Vamos a empezar por salir responsablemente de Irak y forjar una paz conseguida con mucho esfuerzo en Afganistán. Trabajaremos sin descanso con nuestros viejos amigos y nuestros enemigos pasados para aligerar la amenaza nuclear y hacer retroceder el fantasma del calentamiento global.

No pediremos perdón por nuestro estilo de vida, ni flaquearemos en su defensa, y a aquellos que busquen conseguir sus propósitos provocando el terror y masacrando inocentes les decimos ahora que nuestro espíritu es más fuerte y no se puede romper. No podéis sobrevivirnos, y os vamos a derrotar.

Un planeta, muchas religiones

Somos una nación de cristianos, musulmanes, judíos, hindúes y ateos. Estamos hechos de cada lengua y cada cultura, llegada de todos los rincones de la tierra; y porque hemos sufrido el amargo trago de la segregación y hemos surgido de ese oscuro episodio más fuertes y más unidos, no podemos sino creer que los viejos odios se desvanecerán algún día.

Para el mundo musulmán, buscamos un paso hacia adelante, basado en un interés mutuo y un respeto mutuo.

El lado equivocado de la Historia

Aquellos líderes mundiales que buscan el conflicto o culpar a Occidente de los problemas de su sociedad, sabed que se os juzgará por lo que podáis construir, no por lo que destruyáis. A aquellos que buscan el poder a través de la corrupción, el engaño y de silenciar a los que se oponen, sabed que estáis en el lado equivocado de la Historia; pero que os tenderemos la mano si estáis dispuestos a soltar el puño.

Hombre rico, hombre pobre

A las gentes de las naciones pobres, prometemos trabajar a vuestro lado para que vuestras granjas florezcan y las aguas corran limpias; para alimentar vuestros cuerpos hambrientos y vuestras mentes.

Y a aquellas naciones como la nuestra que disfrutan una relativa abundancia, les decimos que no podemos permitirnos la indiferencia frente al sufrimiento más allá de nuestras fronteras; ni podemos consumir los recursos del mundo sin preocuparnos de las consecuencias. El mundo ha cambiado y nosotros debemos cambiar con él.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: