Bolivia, la democracia, la mayoría y las minorías

23 09 2008

Por Martín Tanaka. Tomado de Peru21

 

¿Qué está en juego en Bolivia? Básicamente, estamos ante la confrontación de dos proyectos de país, vueltos incompatibles por actores ideologizados, por lógicas de confrontación, desatadas por el intento de propinar “golpes estratégicos” al adversario. Se ha llegado a un impasse porque, en realidad, ninguno de los dos parece capaz de noquear al otro, pero sí de bloquearlo y hacerlo inviable. Sin embargo, ambos parecen creer que extremando sus posiciones convencerán al rival de que no le queda más que bajar la cabeza, cosa que no ocurrirá, u ocurrirá con costos elevadísimos. Esto se complica más porque uno de los bandos es mayoritario y está en el poder, y el otro es minoritario, pero cuenta con poder económico.

Los seguidores de Morales resaltan que, en el último referendo revocatorio, un 67% de los bolivianos votó por la continuidad de su propuesta política; sin embargo, los prefectos opositores también fueron respaldados en sus departamentos: el de Santa Cruz obtuvo el 66.6%, el de Tarija 64.5%, el de Beni 61.2%, el de Pando 56.3%. En Santa Cruz y en el Beni triunfó la opción de revocar el mandato del presidente Morales (59-41% y 56-44%, respectivamente). A mí me parece que acá están en discusión los derechos de la mayoría y de las minorías; creo que el presidente Morales tiene el derecho de avanzar en su proyecto, pero sin avasallar a sus opositores; y la minoría puede ser oposición, pero tiene la obligación de jugar dentro de los límites del sistema.

Pero veamos qué pasó en agosto pasado: de un lado, tenemos a un presidente que dice tranquilamente “cuando algún jurista me dice, Evo, te estás equivocando jurídicamente, eso que estás haciendo es ilegal, bueno, yo le meto por más que sea ilegal. Después digo a los abogados: Si es ilegal, legalicen ustedes, ¿para qué han estudiado? (…) por encima de lo jurídico está lo político”. De otro lado, tenemos al prefecto de Santa Cruz, Rubén Costas que, refiriéndose al presidente, dijo “mal nacido, pero no vamos a seguir gastando pólvora en gallinazos, vamos a decirle a este excelentísimo asesino, presidente de los bolivianos, que usted es el responsable, ese el verdadero criminal que nos confronta”.

Pensando en nuestro país, acá también tenemos el debate sobre mayoría y minoría, por ejemplo, a propósito de grandes proyectos mineros en terrenos de comunidades campesinas, o cuando evaluamos los derechos de las comunidades amazónicas frente al “interés nacional” de promover proyectos de inversión. Ocurre que, aquí, la izquierda defiende los derechos de la minoría, pero en Bolivia defiende las prerrogativas de la mayoría; mientras que la derecha acá invoca el interés general de todos los peruanos, pero en Bolivia defiende los derechos de la minoría del oriente boliviano.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: