La democracia y la felicidad

15 04 2008

Uno de los supuestos contemporáneos acaba de terminar. Según la revista Foreign Policy no hay una relación directa entre un régimen democrático y la felicidad.

Según el artículo de Eric Weiner , las nuevas tendencias en sociología indican que no es que la democracia traiga la felicidad, sino que las personas felices traen la democracia.

El descubrimiento, no era tan sorpresivo, la verdad, sólo hay que ver Irak o Afganistán, de nada sirvieron elecciones, constitución, etc para acabar con la sensación generalizada de desesperación, pobreza e infelicidad.

Para muchos países la democracia sencillamente no significa nada, en el Tercer Mundo por cierto, más bien ésta es vista con desconfianza pues es un modelo que si bien reconoce derechos, no soluciona problemas concretos de miseria extrema, baja distribución y poca inclusión.

Un resultado tan contundente le pincha el globo a los halcones de Washington que creyeron durante muchos años que expandir la democracia era un deber de Estados Unidos para mejorar la humanidad.

Después de esto los más entusiastas belicistas se tendrán que buscar otro argumento para incentivar otra aventura pro-democracia, como la costosa cruzada iraquí


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: