Terrorismo literario

16 08 2007

0102089541000.jpg

La literatura no es ajena a los fenómenos políticos, uno de ellos, el terrorismo se presta muchas veces a que los escritores trabajen este tema, el cual siempre está en el límite del proselitismo, o el de la simplificación maniquea.

En el suplemento cultural del diario ABC se publicó un interesante informe sobre las maneras en que la literatura aborda este fenómeno. Entre algunas de las clasificaciones se destaca, el Falseamiento romántico, según señala Rogelio Alonso:

Efectos similares pueden tener sobre las audiencias ficciones noveladas desde la perspectiva dominante del terrorista. En este sentido, frente al terrorista cruel pero compasivo que se rebela ante la injusticia, atormentado por dilemas morales diversos, contrasta la ausencia de interés por sus víctimas. Esta marginación suele sostenerse en la asunción de que, si hay terrorismo, debe haber una buena razón para ello. Tamaña simplificación invita al desconocimiento del fanatismo, del absolutismo ideológico y de los mecanismos de autojustificación de los que el terrorista depende para que sus actos criminales aparezcan como heroicos y despojados de connotaciones negativas.

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: