Vuelos fantasmas

15 06 2007

Vuelos fantasma

 

Una de las más grandes hipocresías contemporáneas pertenece tanto a Estados Unidos como a la Unión Europea, ambos, autodenominados líderes en materia de derechos humanos, pero a la vez colaboradores íntimos en secuestros de ciudadanos sospechosos de pertenecer a las filas de Al- Qaeda.

 

Según las últimas investigaciones realizadas por  Human Right Watch y reafirmadas por el Consejo de Europa indican que ya son cientos los ciudadanos desaparecidos a manos de la CIA, para luego ser trasladados en avión a diferentes países como Polonia  y Rumania donde son recluidos indefinidamente en cárceles secretas.

 

Estos hechos no serían tan graves si no fuera porque los propios gobiernos europeos, en muchos casos, miraron a otro lado al permitir el tránsito de los aviones secretos  y como en otros casos en que colaboraron abiertamente con estás flagrantes violaciones a los derechos humanos.

 

Este es uno de los escándalos más grandes en materia de derechos humanos.  No cometidos precisamente por regímenes autoritarios, sino más bien por democracias con gobiernos paranoicos y desesperados por librar una guerra contra un enemigo invisible.

Soldados arrestan a sospechoso en Afganistán

 

Como durante la guerra fría cuando el fin justificaba los medios, la lucha contra el terrorismo empieza a mostrar su lado más débil.Evidenciado en los diversos testimonios que demuestra que la CIA secuestra sospechosos de terrorismo para luego torturarlos en países como Egipto, Afganistán donde poder sacarles información a la fuerza.

 

Pero el caso más escandaloso es el de dos países pertenecientes a la Unión Europea como Polonia o Rumania, cuyos gobiernos establecieron cárceles al margen de la ley internacional como en Guantánamo, donde los prisioneros permanecían cautivos indeterminadamente, sin contacto con sus familias y mucho menos acceso a abogados.

 

Las investigaciones siguen descubriendo como la hipocresía europea  y la locura norteamericana dejan de lado la moral  y sus valores democráticos por conseguir unos objetivos que solo muestran la debilidad de la estrategia antiterrorista.

 

El resultado en el fondo será contraproducente porque la guerra contra Al- Qaeda, tiene que ver más con una guerra ideológica que con las armas. Lo único que han hecho norteamericanos y europeos es auto boicotear esta lucha, despojándola de toda legitimidad moral.

 

Enlaces:

Outsourcing torture. The NewYorker.

EE. UU y la guerra contra el terror. Amnistía Internacional.

 

 

Fotos: Tomadas de Spiegel Online, Telecinco.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: