La maldición de ser madre

8 04 2007

En Ruanda,  África, para unas 20 mil mujeres ser madres es una permanente tortura. Mirar a sus hijos todos los días, darles de comer es un recordatorio de los que pasó en 1994 cuando los hutus asesinaron a 800 mil tutsis. 

Las mujeres fueron un blanco específico en este huracán sangriento, su destino fue es de ser usadas como esclavas sexuales, y como si nos bastara sufrir  violaciones que duraron hasta 40 días,  en muchos casos fueron contagiadas de SIDA  y embarazadas, según señala el diario El País en un extenso reportaje. 

La violación  de mujeres en tiempos de conflictos, nunca ha sido algo nuevo, más bien la constante durante la turbulenta historia de  la humanidad, sin embargo, este tipo de actos se está convirtiendo en  una forma más de luchar y se utiliza como  forma de intimidar al oponente  o como instrumento de purificación étnica.

El ensañamiento, la brutalidad de estos acto solo nos recuerda  que los seres humano somos en esencia seres malignos con sed de muerte esperando por brotar.  Solo hay que recordar que hace 50 años en Europa, Alemania una de las sociedades más cultas se enorgullecía de asesinatos, guerras  y demás fechorías.

*Foto: El País


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: