Visita de contención

8 03 2007

¿No es ya muy tarde una  visita del presidente norteamericano George W. Bush a Latinoamérica , cuando ya perdió el Congreso   y su salida ya es cuestión de tiempo? La respuesta al parecer  es: No.  Y todo indica que  el presidente  pese a su problemas internos  y  sus errores en Irak, repentinamente  ha visto necesaria  una  visita de urgencia para contener la tendencia  izquierdista en la región. 

Cierto es que él solo no podrá acabar con la influencia del mandatario venezolano Hugo Chávez en la región, pero por lo menos puede presionar a Brasil para que se defina de una vez por distanciarse de Venezuela.

Y con Colombia el asunto va más por  respaldar a su aliado el presidente Uribe luego del escándalo de la parapolítica y de paso calmar la preocupación por la ratificación del Tratado de Libre Comercio. 

La lucha contra la expansión chavista parece ser la preocupación de Bush así que no es sorpresa es que gran parte de la gira esté llena de promesas de  ayuda económica  y social tratando de mostrar la mejor cara del tío Sam y quitarle algo de atractivo a la propuesta bolivariana de Chávez. 

Luego de varios años de ignorar  a América Latina debido a los ataques del 11 de septiembre  y a la guerra de Irak, que desviaron los intereses estratégicos de Washington hacia el Medio Oriente, el interés por la región parece renacer aunque tal vez sea  ya muy tarde.


El desinterés por  Latinoamerica fue ocupado por el chavismo,  con quien Washington tendrá la dura tarea de luchar de una manera que no se note su inmenso poder, ni los grandes errores cometidos contra los latinoamericanos. Ahí lo tiene difícil Estados Unidos,  pues pese a todos sus esfuerzos se le sigue viendo como  el vecino abusivo del barrio, o el primo rico que aunque finja ser pobre, se le nota la prosperidad.


Sin embargo, los latinoamericanos deberíamos dejar de creer que los países son amigos o enemigos, por lo que deberíamos dejar de ver a Estados Unidos con esa mezcla acostumbrada de miedo y  rechazo. 

El rumbo a seguir en la relación con el gigante del norte es tratar de sacarle la mayor cantidad de beneficios a Estados Unidos, sin miedos,  ni complejos, pero sin comprarnos todo el paquete completo, ya sabemos que pasó  en los noventas con la ceguera neoliberal que terminó en desastre.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: