LA JUSTICIA DE LOS VENCEDORES

7 11 2006

No hay dudas que el ex – dictador iraquí, Saddam Hussein, instauró una de las más brutales dictaduras de la historia contemporánea. De lo que sí hay dudas razonables es de que el juicio al que fue sometido fue del todo transparente.

Y es que la garantía de cualquier proceso judicial es de que exista un Poder Judicial independiente, en el caso de Irak esto no es posible por el simple hecho de que ni siquiera se puede decir que hay un Estado independiente si es que hay más de 170.0000 tropas norteamericanas “tutelando” al nuevo Gobierno.

Por otro lado, durante el juicio de Hussein hubo claras señales de interferencia en el tribunal que tomó la decisión de condenarlo morir en la horca, pues el Gobierno iraquí actual cambio dos jueces, lo que despierta las dudas sobre si la sentencia fue justa y de que se buscaba alterar cualquier tipo de imparcialidad que no produjera como resultado la muerte del ex – dictador.

Si se hubiera querido un proceso justo, lo tribunales internacionales hubieran sido la respuesta , con ejemplos notables como tribunales especiales para los crímenes de guerra cometidos en la ex – Yugoslavia y Ruanda en donde se ha dado condenas severas y todo el rigor necesario para garantizar las condenas.

Sin embargo, Washington no lo quiso así y prefirió un juicio rápido que termine con la muerte del ex dictador iraquí.

Si se hubiera dado un proceso profundo, no solo por el asesinato de 148chiitas en la aldea de Dubai, las responsabilidades hubieran llegado lejos, incluido varios países europeos y algunos funcionarios de Estados Unidos.

Revisando los medios de comunicación cualquiera podría pensar que Hussein empezó sus fechorías en los 90’s cuando invadió Kuwait, pues no, durante décadas el régimen iraquí fue apoyado por Estados Unidos para que sea la contención de Irán, el cuco de aquel entonces.

La sentencia al ex tirano más parece venir de los cálculos políticos de Washington, justo en el momento en que la ocupación en Irak ya da síntomas de fracaso y es necesario mostrar algún éxito que pueda ganar algunos votos para que la actual administración republicana pueda continuar dominando el Congreso, que puede caer en manos de los demócratas tras las elecciones legislativas de este semana.

En medio del entusiasmo generalizado parece que se olvidaron que la decisión podría ser apelada y es más, que hay muchos más cargos que tendrá que asumir el ex presidente iraquí.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: