CAPITALISMO CON ROSTRO HUMANO

16 10 2006

En pocos casos  el premio Nobel de la Paz fue tan justo como al haber  galardonado a Muhamad Yunus  y su lucha  contra  la pobreza con su “banco de los pobres”.  Su galardón que premia una labor que, sin quererlo, ataca frontalmente las causas que promueven el extremismo, así como el descontento causado por los malestares de la globalización.

La revolucionaria iniciativa de Yunus a cargo del Banco Grameen  es simple, pues otorga créditos  de 40  o  50 dólares a mujeres pobres,  quienes enfrentando las condiciones  sociales adversas  pueden comprar  una vaca,  compra un telar o alquila una parcela, el cual es ya una diferencia  en el océano  de  pobreza en que viven. 

Pero lo sorprendente de la  iniciativa no solo es otorgar el préstamos  sino que esta transacción es  hecha sin pedir un aval, ni ningún respaldo  económico  que asegure que  se devolverá el préstamo.  Pese a que muchos podrían pensar que esto no es más que otro tipo de caridad, la realidad  es que  el banco tiene tasas  altas de el cumplimiento de las obligaciones, lo cual hace de esta institución cada día prospere  más.  El Banco Grameen que fue  iniciado por Yunus con dos sillas y un par de empleados , ahora cuenta con casi 20  mil personas y  18 empresas una de ellas dedicada al negocio de  la telefonía celular, la cual a revolucionado  las condiciones de  vidas del campo en la aquejada Bangladesh donde  nació la entidad bancaria. La lucha de este hombre es una muestra de que el  capitalismo no solo proviene del frío calculo  de las transnacionales de Wall Street, quienes pese a su ingentes ganancias, poco han hecho por mejorar las condiciones de  vida de millones de personas  sumidas en la pobreza. La lección de este banquero bengalí están reflejadas en su declaraciones y que resume así: “A nuestra especie le queda mucho camino por delante. No pueder ser que tantos millones de personas nazcan en este planeta para pasarse la vida buscando qué comer. Ésa es una actividad de los animales”.  Su forma de pensar  acaba ese pensamiento tan arraigado en el capitalismo salvaje que piensa que la pobreza es  producto de la pereza, su idea va en sentido contrario al mostrar que los pobres tienen potencial y creatividad, la cual debe ser apoyada, pero no desde la  cómoda caridad  sino desde una mirada digna e horizontal. 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: