Haditha no es My Lai

18 08 2006

(publicado en el diario El Peruano 8-7-2006)

Masacre de My Lai

Los analistas no han dudado en comparar el asesinato de 24 civiles en la provincia de Haditha en Irak con la lamentable masacre de My Lai en Vietnam, donde una división de marines mató a más de 300 personas en la década de 1970. Sin embargo, la diferencia con el sudeste asiático es que estos “excesos” no han provocado que Washington reconsidere seriamente su presencia en el país árabe.
Los homicidios cometidos por miembros del Ejército estadounidense han cuestionado una vez su presencia en la zona, y ya se habla de que la misión en Irak ha empezado un proceso de desprestigio y de la falta de una estrategia que logre pacificar la zona.

Al igual que en el caso vietnamita, una división de marines que sufrió un ataque de la insurgencia iraquí reaccionó atacando una villa donde solo había mujeres, niños y hombres desarmados asesinando y cometiendo graves violaciones a los derechos humanos. El estrés que atraviesan los combatientes en una zona donde hay un enemigo invisible, que los ataca constantemente, muestra las dificultades por las que pasa nuevamente el Ejército estadounidense para cumplir con la misión de estabilizar un país que los considera invasores y no pacificadores.
Pese a lo escandaloso del asunto, la sociedad de Estados Unidos no ha presionado a su gobierno para que las tropas regresen, si bien el apoyo a la guerra ha disminuido, muy poco se ha hecho por descalificar la presencia del Ejército en territorio iraquí.
En la actualidad, ya no hay argumentos predominantemente morales que descalifiquen la invasión a Irak, lo que existe es un temor a que las bajas se incrementen entre las tropas de ocupación y a que haya un mayor involucramiento en el Medio Oriente.

Al comparar Haditha con la masacre de My Lai se intenta predecir el comienzo de la retirada en Irak. La muerte de los 340 aldeanos en la remota villa vietnamita provocó un rechazo tal a la guerra que el presidente Richard Nixon tuvo que considerar la retirada del sudeste asiático ante la impopularidad del conflicto y su costo político como moral.
Hoy, el Medio Oriente comienza a ser una piedra en el zapato para la administración de George W. Bush; sin embargo, la retirada está aún lejos de iniciarse, pues el principal temor es qué pasará si se retiran los estadounidenses de la zona, por lo que el remedio resultaría peor que la enfermedad. La invasión a Irak fue definitivamente un error, que se agrandaría si se deja a la frágil democracia a la deriva, convirtiéndola en una nueva Afganistán. Irak, con grandes diferencias étnicas y religiosas, corre el riesgo de caer en una guerra civil o de convertirse en un Estado fallido si no logra que su gobierno pueda garantizar su propia supervivencia.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: